CRÍTICAS UNÁNIMES AL “MALTRATO” INVERSOR DE MADRID

By 29 enero, 2019Noticias, Sin categoría

Los empresarios censuran la nula inversión del Estado en obras públicas en la provincia / Sellés (Uepal): «Alicante está infravalorada»

Gómez (Aefa): «Nos cansa ver cómo se margina a la provincia»

Riera (Cámara de Comercio): «Volvemos a ser perjudicados»

Los empresarios de Alicante coincidieron ayer en criticar sin fisuras el trato «injusto» con el que el Estado ha dispensado a la provincia a la hora de distribuir la inversión en obras públicas en España durante el último año. La Unión Empresarial de la Provincia de Alicante (Uepal), la Asociación de la Empresa Familiar y la Cámara de Comercio censuraron, en términos generales, que la provincia siga estando muy lejos de los niveles de inversión en infraestructuras que se necesitan teniendo en cuenta su población y su aportación al Producto Interior Bruto (PIB). Por ello, reclamaron que la Administración Central ponga fin a este agravio con un plan concreto de inversiones que acabe con este déficit inversor estructural.
Como informó este periódico ayer, de los 4.421 millones de euros que el Estado (el Ministerio de Fomento, el resto de ministerios y sus organismos y empresas públicas) inyectó en 2018 para obras públicas en todo el país, apenas 34,4 millones han acabado en las comarcas alicantinas (datos de la patronal Seopan hasta el mes de noviembre). De este modo, la provincia sólo recibió, entre enero y noviembre de 2018 (periodo en el que han gobernado tanto PP como PSOE), el 0,77% de toda  la licitación en infraestructuras realizada por el Estado en este periodo (Valencia se ha hecho con 515,4 millones de euros en inversiones en infraestructuras).
Ante la contundencia de estas cifras, el presidente de Uepal, Juan José Sellés, afirmó que «se evidencia, una vez más, el maltrato de las  administraciones Públicas hacia la quinta provincia de España. Alicante está infravalorada, y pasa por un déficit de infraestructuras que ningún Gobierno parece tener intención de solventar». Según Sellés, «los presupuestos deben tener en cuenta la población y el peso de nuestra provincia. Entendemos que no ha de ser un cálculo matemático a población o PIB, sino que es importante estudiar también las necesidades de cada lugar, y tenemos claro que con Alicante no se ha hecho».
Desde Uepal recordaron que «no hay un plan de mejora de infraestructuras, y tal vez por ello no se ha destinado el presupuesto que precisa Alicante. No obstante –agregó Sellés– seguimos reivindicando infraestructuras tan importantes como la alta velocidad hasta Murcia, remarcamos la escasa red de cercanías que tenemos, y es que tal vez por ello no destinan presupuesto: no se invierte en lo que no se tiene.
También es importante el acceso al aeropuerto y al puerto de mercancías, vitales para nuestra economía, o las mejoras en la A-7 y A-31, entre otras muchas necesidades que no son atendidas por las administraciones».
En opinión de Francisco Gómez, presidente de AEFA, «por desgracia, estamos tristemente cansados de ver cómo se margina y se discrimina de manera sistemática a la provincia cuando se trata de recibir inversiones por parte del Estado.  La infrafinanciación en inversiones a las que nos vemos sometidos, también en cuestión de obra pública, es un capítulo más en esta trágica historia que nuestra provincia lleva soportando desde hace años
de forma inmerecida». Según Gómez, «la falta de inversiones en infraestructuras impide y lastra duramente el desarrollo de proyectos estratégicos para el crecimiento de nuestra economía como la llegada del Corredor Mediterráneo, la mejora de los accesos al Puerto de Alicante o la ampliación de la A-7, entre otros. Es inaceptable –continuó– que una provincia como la nuestra, que ocupa el quinto puesto en el PIB español, no reciba ni
siquiera el 1% de la inversión estatal en obra pública. Alicante no merece recibir ese trato».
ESTUDIO
Para Juan Riera, presidente de la Cámara de Comercio, «Alicante sigue siendo una de la provincias que menos inversión recibe del Estado»,
añadiendo que «ni con este Gobierno, ni con el anterior, la provincia de Alicante está recibiendo las inversiones que necesita y que se deben poner en marcha para que las empresas no pierdan su nivel de productividad ni de competitividad. Solo de esa forma podrán generar empleo y riqueza».
Para Riera, «hay que apelar nuevamente, como sucede con los presupuestos, a la responsabilidad de nuestros representantes, de nuestros diputados y senadores. Deben defender a la provincia porque volvemos a ser perjudicados en inversiones y en financiación aumentando de esta forma nuestro déficit en materia de infraestructuras». La Cámara presentará el próximo mes un estudio sobre las necesidades de infraestructuras de transporte en la provincia en el que se detallarán de forma minuciosa las carencias en transporte por carretera y ferroviario, así como otros aspectos de conectividad en áreas metropolitanas y conexiones con el puerto y el aeropuerto, un déficit que se estima en unos 3.000 millones de euros.

EL MUNDO ALICANTE 29/01/19