EL GOBIERNO DE BARCALA PRIORIZA EN EL PRESUPUESTO LAS POLÍTICAS SOCIALES A LAS OBRAS PARA SALVAR SU MINORÍA

By 11 enero, 2019Noticias, Sin categoría

Guanyar y Cs ocultan por ahora su voto pese a que el edil de Hacienda les confirma que sus peticiones formarán parte del borrador de las cuentas. El popular Castillo pide a PSOE y Compromís que no le hagan «perder tiempo».

Un Presupuesto para este 2.019 de «mínimos», en el que la apuesta por las políticas sociales se ha hecho hueco a costa de las obras. Así es, según el concejal de Hacienda, el popular Carlos Castillo, el borrador de las cuentas que está a punto de cerrar tras concluir la ronda de negociaciones con sus dos principales aliados en su objetivo de aprobar el Presupuesto municipal: Guanyar y Ciudadanos.  Castillo confirmó ayer a ambas formaciones que sus peticiones (que superan en total los cuatro millones, más las que se registrarán en un documento anexo como compromiso estrictamente político) estarán incluidas en un borrador de las cuentas que está ultimándose, y donde se evidencia la soledad de un PP, con ocho concejales, que ha tenido que ceder ante la mitad de los grupos de la oposición con el propósito de sacar adelante las cuentas en un año marcado por las elecciones de mayo. «Si
hemos tenido que aparcar alguna inversión para comprometer recursos en políticas sociales, lo hemos hecho», admitió el concejal.
El PP de Barcala necesita apoyos para aprobar los Presupuestos, ante la esperada oposición de PSOE y Compromís, a los que invitó a las  negociaciones esta misma semana, después de un mes de reuniones con los otros grupos.
Con todo, para Castillo existen diferencias entre el bloque de los grupos liderados por Pavón y Giraldo y el «formado» por PSOE y Compromís. «Guanyar y Ciudadanos están colaborando con este equipo de gobierno para fraguar un Presupuesto que atienda peticiones razonables. Este gobierno
es consciente de que tenemos que dar cabida a las propuestas de otros grupos. Por ahora, ni Guanyar ni Cs me han confirmado su voto, pero les agradezco su predisposición», apuntó ayer Castillo, quien sin embargo admitió que no entendería un voto en contra de ambas formaciones en el Pleno extraordinario previsto para mediados de febrero: «Nos llevaríamos una sorpresa si después del esfuerzo y de que las cuestiones que han planteado van a estar en el documento se traicionase la confianza».
Apoyos Hablando de votos, Castillo también tuvo palabras para los socialistas y los de Compromís. Para ellos tuvo una de cal y otra de arena. El edil de Hacienda reconoció que, una vez leídas las exigencias remitidas por ambos grupos, hay propuestas que tienen cabida en el Presupuesto (desde cuestiones de ámbito laboral a iniciativas sobre emprendimiento que podrían abordarse, aunque con modificaciones previas), rechazando otras,
como la relativa a la rehabilitación del Centro de Interpretación de la Memoria. Eso sí, también dijo que, si no se plantean otra cosa que el rechazo en el Pleno, lo digan cuanto antes: «Si van a votar que no, que no nos hagan perder el tiempo».
El concejal popular se reunió el martes con los socialistas y tenía previsto verse las caras, por primera vez, con Compromís en los próximos días. Y es que la formación que encabeza Bellido se ha negado a reunirse con el Gobierno del PP hasta no disponer del borrador del Presupuesto, un documento que a día de hoy no tiene ningún grupo.
En ese intento de cuadrar las exigencias básicas de las cuentas, junto a las peticiones de sus posibles aliados y alguna propuesta propia del equipo de gobierno, el concejal Castillo anunció ayer la posibilidad de modificar un Presupuesto recién aprobado antes incluso de elecciones, a través de
modificaciones de crédito. Con esa  fórmula se podrían incluir más exigencias de grupos de la oposición. Por ahora, aunque ambas formaciones dejan entrever que no bloquearán las cuentas para 2.019, ni Guanyar ni Ciudadanos han desvelado el signo de su voto. Los de Pavón admiten que se encontrarían más cómodos en la abstención, aunque sin descartar el voto a favor. Con todo, la decisión final corresponderá, como en años anteriores, a la asamblea de la formación, controlada por Daniel Simón, que se impuso a Pavón en las primarias de Esquerra Unida. El todavía portavoz recordó ayer que, hasta la fecha, ningún Ejecutivo municipal ha llevado el Presupuesto antes de aprobarlo en Junta de Gobierno a los distritos, al Consejo Social y a la Mesa Negociadora. Ese recorrido, recordó Pavón, es una «reclamación histórica» de la formación que encabeza.
Cs, por ahora, tampoco ha desvelado su voto, aunque su portavoz admitió ayer que es «necesario aprobar» el Presupuesto de 2.019.

INFORMACIÓN DE ALICANTE 11/01/19