La Generalitat ofrece el parking de Brujas si se descuenta de la deuda con el ayuntamiento

By 22 octubre, 2014Noticias, noticias inicio

La Generalitat ofrece el parking de Brujas si se descuenta de la deuda con el ayuntamiento
El consistorio rechaza la propuesta autonómica y el mercado Central se plantea una espera vigilante antes de decidir más protestas

            Ayer fue jornada de reacciones de la oposición municipal por la paralización de la apertura de parking de la plaza de Brujas, así como de conocer el contenido de la negociación de la protesta entre la consellera de Infraestructuras y el concejal de tráfico.
Se celebró pro la mediación de la alcaldesa para tratar de desbloquear un feo conflicto que puede explotar en plena campaña de las municipales del próximo año. Una de las ofertas, fue quela cesión gratuita del aparcamiento al ayuntamiento a cambio de condonar parte de la deuda que mantiene con la administración autonómica.
El aparcamiento costó 11 millones de euros. Está inacabado y la empresa concesionaria debería asumir otros pagos, que elevan a 20 millones de euros. Pero los citados 11 millones, se eliminarían de la ecuación a cambio de que ocurra lo mismo con alguna transferencia pendiente o pago de impuestos que tenga el Consell con el consistorio. Esta oferta fue rechazada por Mendoza, quien se negó a concretar los detalles de la negociación. Refleja el amplio abanico de alternativas en estudio para forzar la apertura del aparcamiento subterráneo de 475 plazas.

Las obras se iniciaron en 2008 aprovechando la construcción de la estación del Mercat, perteneciente a la línea 2 del metro y que se ha visto paralizada por la crisis económica. De una planta del parking debe salir un pasaje hacia el sótano del mercado para facilitar las compras. Los comerciantes decidieron estacionar sus vehículos en un solar de la calle Viriato, donde estaba el teatro Princesa, para dejar 90 plazas a los compradores. El ayuntamiento volvió a definir la propuesta para el pliego de condiciones del concurso, desierto hace un año debido a las imposibles condiciones de financiación.
Se trata de aplicar un canon fijo de 50.000 euros anuales, además de uno variable a partir de una factura anual en el parking de dos millones de euros. La parte gruesa iría a pagar los 11 millones a la Generalitat durante los próximos 75 años. Esta cuenta no cuadra a Infraestructuras. Alegan que se trata de una cantidad escasa y que el mínimo de dos millones de facturación impediría muchos años ampliar el cobro.

Las dos partes buscan una solución legal. Mientras que la Conselleria alega que la empresa debe pagar el IVA de las obras, el consistorio asegura disponer de informes jurídicos que permitirán eximir el pago. La plaza Ciudad de Brujas tiene una urbanización provisional, a la espera de la ejecución de un proyecto ya aprobado por Cultura. Por parte de los vendedores, desde la entidad indicaron que estarán vigilantes en el proceso de negociación las próximas dos semanas antes de decidir nuevas protestas y movilizaciones.

 

 

 

 

Ref.: Las Provincias 22.10.2014