Los accesos a Valencia, colapsados a diario por el freno de las obras de mejora

By 5 noviembre, 2014Noticias, noticias inicio

Los accesos a Valencia, colapsados a diario por el freno de las obras de mejora
La ampliación de la V-31 y la V-21 y el paso inferior de la V-30 en Xirivella siguen fuera de los presupuestos de Fomento

            Atascos de hasta seis kilómetros en la V-31 y de hasta dos en la V-30 y en la V-21 que se producen en las horas punta. Unos problemas de unos accesos que llevan años con proyectos de ampliación y de mejora pendientes de ejecutar y que han quedado en el cajón por falta de asignación presupuestaria de Fomento.
La V-31, Fomento adjudicó por 1.43 millones a Acciona Ingeniería la redacción de los proyectos de trazado y construcción de mejoras funcionales de seguridad vial y capacidad de la autovía V-31 a lo largo de diez kilómetros, entre Silla y Valencia. El proyecto perseguía una ampliación de tres a cuatro carriles, la construcción de un nuevo viaducto sobre el cauce del Túria. Una propuesta que se redactó cuatro años después de la lanzada por Infraestructuras, que planteaba una nueva pista de Silla en paralelo a la actual que se financiaría con la ejecución de diferentes planes urbanísticos. Ni u8na ni otra llegaron a verse sobre la carretera, lo que implicó la creación de nuevos viales en ambos sentidos de la V-31 a través de un paso elevado.

13 millones de inversión

El caso de la V-30, es similar, pues su ampliación se acordó para 2011. Según calculó fomento en 2007, tendrían un coste de 125 millones. La Cámara de Contratistas de la comunidad Valenciana ha reclamado la ejecución del paso inferior de Xirivella un túnel de dos kilómetros que permitiría enlazar la V-30 con la A-3 en dirección al puerto de Valencia y que quedó separado de las obras del tercer carril d la A-3. El proyecto está sobre la mesa del ministerio varios años y requiere de 13 millones para su ejecución. Miñés alertó de que el 12% de la red viaria presenta deterioros estructurales y recordó que la Comunitat cuenta con 42 puntos negros en las carreteras, de los que 28 se concentran en Valencia.

El tercer acceso a Valencia, por el norte, la V-21 pendiente de ampliación el tramo comprendido entre el barranco de Carraixet y Valencia, provocando un cuello de botella. Aunque el proyecto se sometió a información pública a comienzos de este año, los Presupuestos de 2015 apenas destinan 100.000 euros para iniciar las obras e los 19.9 millones que costarán.

 

 

 

 

Ref.: Las Provincias 05.11.2014