Los chiringuitos podrán reformar los locales pese a las limitaciones de la ley de Costas

By 14 octubre, 2014Noticias, noticias inicio

Los chiringuitos podrán reformar los locales pese a las limitaciones de la ley de Costas
La norma fija negocios más pequeños que los proyectados en el paseo marítimo, aunque los empresarios confían en que se harán en 2015

La Ley de Costas afecta a los restaurantes del paseo marítimo, en periodo de prórroga de concesiones. Los hosteleros trabajan desde hace un año en el proyecto de construcción de nuevos locales, ya visados aunque sin permiso todavía de la Demarcación de Costas, a la espera de que se conociera el reglamento de la nueva ley. Podrán sacar adelante los nuevos chiringuitos pese a que en apariencia los años de concesión y la superficie máxima no cumplen con las expectativas de los empresarios.
Hay casos donde si están justificados la ocupación máxima será superior a los 200 metros cuadrados. Ahora queda la negociación con la Demarcación de Costas. Del ayuntamiento necesitan las licencias de obras pero los primeros son responsables de la concesión y de la superficie máxima.

La proyección que habían hecho los empresarios era de una concesión de 36 años, mientras que según el nuevo reglamento se situarían en 30 años. Con una serie de mejoras ambientales podría ampliarse con seis años más.
Otro ejemplo se refiere a la superficie que podrán ocupar los restaurantes. En playas urbanas se habla de una ocupación de 200 metros cuadrados, donde se incluye una terraza cerrada de 50 metros cuadrados. Aparte se encuentran 70 metros cuadrados de terraza abierta, sujeta a las autorizaciones anuales, así como otros 30 metros cuadrados en caso de que se añadan aseos públicos en el mismo inmueble.

El portavoz de los hosteleros se mostró de acuerdo en hacer pequeños cambios en el proyecto si así se considera, sobre todo para definir si compensa un derribo completo o la rehabilitación de la estructura actual. De ahí que no pueda precisar la inversión necesaria en la remodelación. Se habló de 400.000 euros y de que los empresarios buscarían una operación financiera conjunta. La reforma empezaría en octubre de 2015 y los chiringuitos estarían cerrados como mucho hasta marzo de 2016.

 

 

 

Ref.: Las Provincias 14.10.2014