Problemas técnicos y de presupuesto mantienen parado el eje mediterráneo

By 16 septiembre, 2014Noticias, noticias inicio

Problemas técnicos y de presupuesto mantienen parado el eje mediterráneo
Adif aún modifica los proyectos entre Vandellós y Valencia y sólo ejecuta obras de Moncofa a Castelló

Las obras en el corredor mediterráneo para instalar el tercer carril entre Valencia y Vandellós siguen paralizadas por problemas técnicos y económicos. Quedan menos de cuatro meses para 2015, año en el que la ministra de Fomento, se comprometió a tener finalizada la adecuación de la alta velocidad del actual trazado ferroviario entre Valencia y Tarragona. Sería muy complicado explicar el flagrante incumplimiento de la promesa de tener finalizadas en 2015 las obras del corredor mediterráneo.
Las obras se han limitado al tramo Moncofa-Castelló donde sólo se han colocado las traviesas polivalentes que permitirán albergar las vías de ancho europeo y ancho ibérico. El trazado sólo incluye los carriles para las circulaciones convencionales. En el resto de tramos las obras ni siquiera han empezado por ajustes técnicos que Adif admitió días antes de las elecciones.

Estos ajustes técnicos tienen que ver con la necesidad de rehacer y afinar más el proyecto de construcción de la instalación de tercer carril. Las principales complejidades estarían en los desvíos de vía pero también en los postes de catenaria, e incluso, habrá que modificar algunos andenes, sobre todo para el tráfico de viajeros. Los plazos que se manejan en las últimas licitaciones del corredor mediterráneo retrasan o resultan materialmente imposibles de acabar en 2015.
El sistema de seguridad salió a concurso en julio, pero las plicas no se abrirán hasta octubre. Si se adjudica en enero, los 15 meses de ejecución que prevé el contrato finalizarían en marzo o abril de 2016, fuera ya del plazo anunciado por la ministra. Se repite con el suministro de traviesas polivalentes para Valencia-Castelló y Castelló-Vandellós, con 20 meses de plazo, que se adjudicará a final de 2014 por lo que será complicado entregarlas y colocarlas en vía en 2015.

Se añade la práctica paralización del subtramo Castelló-Vinaròs, donde las obras aún no se han iniciado y los subtramos de Castellbisbal-Martorel y Martorell-San Vicenc de Calders están pendientes de recibir anualidades suficientes en 2014 para trabajar a ritmo normal.

 

 

 

 

 

Ref.: Levante 16.09.2014